El “voto útil” ese gran beatificado #yovoto

Ha llegado el día de las elecciones. Hemos meditado y estudiado exhaustivamente a que partido político entregarle nuestro voto.

Particularmente estuve varios días pensando, dado que no tenía ni idea a quién votar, sólo tenía claro una cosa, sabía a quién no quería votar.

Hace unos años veía normal el siguiente razonamiento: eres de izquierdas “votas al PSOE”, eres de derecha “al PP”. Votar se había convertido para mí en algo tan sencillo como eso.

En estas elecciones me he visto con la moralidad de que no quería votar a ninguno de ellos, me había unido previamente al movimiento de #nolesvotes y también había participado en las manifestaciones que han acontecido estos días.

Mientras cavilaba mis posibilidades me fui tropezando por el camino con esos defensores del “voto útil”. Sólo con escucharlo ya un profundo resentimiento despertaba dentro de mí, pues prácticamente me decían que sí salía de lo preestablecido (PP ó PSOE), era lo mismo que no ir a votar y que “por mi culpa”, ganaría el otro por no haber votado al uno.

Particularmente me llama la atención como los defensores de este tipo de voto siempre añaden el “por tu culpa”. No es culpa de los partidos que me hayan defraudado, no es culpa de que no sólo hayan perdido mi voto sino el de cientos de personas… no, es culpa mía por no querer jugar al juego de “izquierda, derecha, delante, detrás, un dos tres…” cómo si fuésemos niños…

No, no es culpa mía.

A los defensores del “voto útil” quiero decirles:

– No es útil votar a un partido sólo porque sea de los mayoritarios…
– No es útil subir la moral de los que lo están haciendo mal por regalarles tu voto…
– No es útil reprender o coaccionar a los que no quieran entrar en el juego…
– No es útil ir a votar sin meditar un poco antes…

Es INÚTIL hacer algo porque siempre se haya hecho así. No podemos esperar que los grandes cambios lleguen por arte de magia, sólo podemos tener esperanza de tenerlos si primero cambiamos nosotros mismos y cambiamos nuestras cómodas costumbres, aunque cueste.

Como (por lo visto) participante del “voto inútil”, sólo quiero pedirles a todos que voten a quien quieran, y que no recriminen a nadie por votar otra cosa que no os parezca bien, porque al fin y al cabo es en lo que consiste votar.

El único voto inútil es aquel que se queda en su casa…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: