Archive for the ‘Politicamente “incorrecto”’ Category

El día que Ono me hizo sentir como si estuviera hablando con Telefónica

Hola niños, hoy toca contar un cuento de terror, de descontento y desconcierto. Un cuento donde el bueno pierde y el malo mata a la princesa. Un cuento del día a día y que día a día pasa en muchas casas. El cuento del hombre del saco que se lleva a los niños aunque estén dormidos y que el ratoncito Pérez se lleva los dientes y en lugar de dejar dinero, deja  un vale a deber por las molestias… Este cuento se llama “El muchacho y el dragón“. Agarren el peluche, porque les voy a contar la historia de un muchacho, llamémosle Unomás y de un dragón al que nos referiremos como Jono.

En el mundo en el que vivía Unomás, se pagaba a los dragones para que lanzaran unos hechizos que se llamaban internet y con los cuales te podías comunicar con el resto de las personas del mundo. Unomás se cambiaba de casa, necesitaba focalizar el hechizo para su nueva vivienda, así que contactó con uno de los esclavos de Jono para comentar el problema, este le comunicó muy apesadumbrado que la fuerza del hechizo de Jono no llegaba hasta su nuevo hogar, así que el muchacho, triste, se dio cuenta que tendría que cambiar de dragón, a pesar de no tener ninguna queja sobre los servicios que le prestaba Jono. El esclavo le comunicó que no podía marcharse, dado que estaba sometido a un segundo hechizo, el cual se llamaba permanencia. Estos hechizos eran muy poderosos, te obligaban a ser fiel a un dragón en concreto durante largos periodos, aunque este te dejara de gustar, o como en este caso, tuvieras que irte por la fuerza. La única forma de escapar del hechizo era compensando al dragón, es decir, pagarle, para que te deje marchar. ¿Por qué aceptaría esto Unomás? Es horrible pagar para poder irte si quieres… Pero en su momento no le quedó otra opción, todos los dragones se comportaban de la misma manera, así que al final, si querías el poderoso hechizo de internet, tenías que aceptar la pequeña maldición que este provocaba. Pero, ¿por dónde íbamos? ¡Ah sí! El esclavo de Jono le dijo que no se preocupara, que su maldición de permanencia expiraba el próximo mes, así que si esperaba, no tendría que sobornar al insaciable dragón.

Pasado el periodo de un mes, ya en su nueva morada, Unomás se puso en contacto otra vez con los esclavos de Jono, contento, pensando que ya podría dejar de tener el gasto que le suscitaba tener los servicios de Jono contratados, a pesar, de ya no estarlos usando.

– Darse de baja serían 50 monedas. – le dijeron al otro lado del comunicador.
– ¿Cómo? – preguntó Unomás desconcertado – Me habían dicho que mi maldición de permanencia terminaba este mes.
– No entiendo por qué mi compañero le habrá dicho eso, aquí lo pone bien claro, aún le quedan dos meses de estar maldito, así que si quiere darse de baja ahora, tendrá que abonar a Jono 50 monedas.
– Pero le repito, otro de sus compañeros esclavos me dijo que ya se expiraba este mes.

La conversación prosiguió durante horas, puede que días, Unomás estaba exhausto, cuando ya pensaba rendirse y aceptar que había perdido una mensualidad y que encima tendría que abonar 50 monedas a las enormes arcas de Jono, uno de los esclavos, rebelde, le dijo que por las molestias causadas, si transfería su maldición a otra persona, podría recuperar la mensualidad que había pagado de más.

Pasó otro mes, a Unomás no le habían devuelto sus monedas, así que volvió a llamar a los esclavos de Jono. Otra vez contó toda la historia y esta fue la respuesta que consiguió.

– No, no sé porque ha pensado eso, pero la devolución no se hace al mes siguiente, sino al mes siguiente del siguiente, porque la reclamación tardó dos días en hacerse efectiva, por lo cual, la factura ya había sido emitida y no se pudo hacer nada [(Vale, esto no me ha quedado con mucha fábula, pero cuenta eso como si fuera un cuento, ya que en sí, es un cuento, ¿no?)]

Unomás estalló de ira, otro mes más le habían tomado el pelo, así que comenzó el precipitado ataque contra el dragón.

Le empezaron a pasar de esclavo en esclavo, la batalla duró días, puede que semanas, pero Jono era poderoso, su maldición era poderosa. Unomás estaba decidido: ¿por qué si Jono tiene tantas monedas, se empeña en quitarme más y más? Tiró por el lado del razonamiento, del acuerdo, del chantaje… Nada funcionaba, no tenía la carta más poderosa, lo único que a Jono podría debilitarle… La amenaza. Ya iba a dejar sus servicios, no podía amenazarle con que se iría si no le daba bien la información. No tenía amigos o parientes que contratasen el hechizo de internet con Jono, así que tampoco podía tirar por ahí. Se enfadó, así que al final tiró por el más burdo intento, el grito: ¿Qué pretende usted de mí señor esclavo? Yo no tengo la bola mágica que consulta con tantas fechas e invocaciones, si no me transmite la información que ve, no puedo saberla, sólo quiero saber si me devolverán mis monedas.

Se hizo el silencio, Unomás pensó que tal vez podría haber alcanzado la victoria, la espera se hizo eterna, hasta que al final, al otro lado del comunicador la voz le contestó: “El próximo mes”.

FIN

Y bueno, quería probar si contándolo en forma de cuento se me hacía más leve el mal trago, pero no, me sigo sintiendo estafada. Me fui de telefónica por este tipo de trato y me lo he vuelto a encontrar… ¿Será verdad que todas las compañías de teléfono son iguales? Mucho me voy temiendo que la respuesta va a ser un enorme y sonoro “SÍ”.

PD: No estoy enfadada por tener o no que pagar una multa de permanencia, me enfadé por el vacilón que me metieron con la mala información y el mal trato que me dieron, tuve que hablar como con seis personas distintas para conseguir que me explicaran lo que había pasado y aún así, no me fi0 de que sea verdad lo que me han dicho… Fueron, ahora sin exageraciones, como una hora y poco al teléfono para no conseguir nada y sobre todo, terminar sintiéndome muy estúpida.

Las declaraciones contra los “indignados” de Wall Street y el pequeño déjà vu que me producen

Muchas de las declaraciones que se están haciendo contra los indignados de Estados Unidos ya me suenan… La gran mayoría me recuerdan enormemente a otras hechas aquí en España. ¿Acaso los medios no tienen ya por donde salir y recurren una y otra vez a los mismos desprestigios?

A lo largo del siguiente post nombraré tres que he leído, enlazando el artículo hecho en su momento aquí en España al que me recuerdan.

Según los periodistas de sus medios, el movimiento ha crecido gracias a que ofrecían alcohol y drogas…
— 

Esta frase del artículo, me recuerda a cuando Rita Barberá acusó a los acampados de Valencia de “cultivar marihuana”. Parece ser que protestar y estar drogado tienen que ir de la mano, ¿por qué vamos a quejarnos a no ser que tengamos nuestra realidad alterada por estupefacientes?

No digo que no se consuman drogas en las protestas, alcohol puede conseguirse en cualquier supermercado, y del resto, pues no sé, pero estoy segura que no tienes que ir a una manifestación para hacerte con ellas.

Los tertulianos de Intereconomía en su momento bebían vino mientras hablaban del panorama político actual, y no he leído en ningún sitio que fueran al programa sólo para conseguirlo, dado que pensar esto sería un absurdo, ya que el vino también lo tienen en su casa. Y dicho sea de paso, tampoco he escuchado que su juicio estuviera nublado por el alcohol.

“Luchan contra los abusos del sistema financiero, pero no comprenden que su protesta es contraproducente para las personas que trabajan”…

Esta otra declaración del alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, se me da un aire a cuando los comerciantes de Sol se quejaron por las bajadas de las ventas. Me queda un poco más forzada que la anterior, pero al fin y al cabo el trasciendo es el mismo, las manifestaciones, afectan a la economía local.

 “Esto no beneficia al turismo”…
– 

Para finalizar, estas cinco palabras también realizadas por el alcalde de Nueva York. Un recuerdo más leve que los casos anteriores, pero tras buscar comprobé que no me lo había imaginado, y que en su momento, en España, también se hicieron unas declaraciones prácticamente iguales, como podemos comprobar en estas dos noticias:

Conde Roa: ‘El campamento de okupas se tiene que acabar’
Herrero (CEA) cree que el 15-M podría afectar la imagen de España y perjudicar las previsiones turísticas

— 

Ahora es esperar, mañana es un gran día, las manifestaciones del 15 de Octubre están organizadas por todo el mundo, ¿serán parecidos los titulares de los periódicos obviando el idioma?

Somos un movimiento mundial, y no es de extrañar, que los medios intenten acabar con nosotros con las mismas acusaciones seas de donde seas, dado que al fin y al cabo lo que consiguen es matizar una idea que defendemos: “da igual donde te encuentres, todos somos iguales”.

Top tweet de #elecciones22m

Ayer fue un día intenso en twitter, a ninguno de los que estuvimos pendientes de como se desarrollaba la jornada a través de esta red social se nos pasó por alto.

Hoy quiero hacer un “top tweet” con los tres que yo llegué a leer que más me gustaron. Digo que llegué porque mi timeline estaba que echaba humo, y encima yo para ayudarla no hacía más que suscribirme a más gente.

Pues a continuación los print de los tres tweets, por orden, según más me fueron gustando:

@ernestostada

@iHarpo1970

@Poshoorl

Para enterarte de más cosas y a tiempo real estoy en twitter: @AlainaFrost

Ojo por ojo

Una vez más no entiendo el mundo que me rodea. Me vuelvo a sentir esa extraña chica que se queda en un rincón de la sala de la fiesta, viendo como todo el mundo se lo pasa bien y baila, siendo completamente incapaz de integrarme y de comprender donde radica a veces el origen del regocijo interno que parece tenerles cautivos.

Así es como me he sentido al ver las celebraciones por el supuesto asesinado de EEUU a Osama Bin Laden.

Con esto no quiero decir que esté a favor de los actos de este señor, o que su muerte me cause pesar personal. Aborrezco cualquier tipo de violencia, el terrorismo para mí alcanza tales puntos de desprecio, que no soy capaz de describirlos. Puedo llegar a ser incapaz incluso de matar a una mosca (pero literalmente), la cojo y la suelto fuera de la ventana para que siga su vida en otro sitio… Por supuesto, también considero un acto de violencia aplicar la “ley del Oeste” como si de una película de vaqueros se tratara.

Me pregunto a partir de que punto el número de víctimas es tan excesivo  para que el juicio a una persona sea algo innecesario, que la venganza sea la única medida oportuna y que el fin justifique los medios.

Recuerdo el día que tiraron las Torres Gemelas, aún estaba en mis primeros años de instituto y sentía que todo me quedaba demasiado lejos, no entendía el momento histórico que estaba viviendo como espectadora a través de la televisión. También recuerdo como ese mismo año en mí nacieron nuevos sentimientos que hasta entonces o tenía dormidos, o no había reparado en ellos, sentimientos de concienciamiento político, de frustración al entender que un gobierno no estaba siendo justo con sus votantes, llevando una nación a una guerra que no quería.

Diez años después parece que se ha puesto un punto a ese comienzo, el cual no tengo aún claro si es seguido, final o a parte… Suponiendo que sea verdad, porque en mí aún hay un cierto sentimiento de escepticismo ante todo esto.

Entonces volviendo a lo de antes, ¿a partir de que punto un delito es lo suficientemente espantoso para olvidar las leyes y aplicar justicia a nuestro antojo?

Seguramente muchos piensen que esté equivocada, y que hay casos en los que si alguien no ha sido justo, no hay que ser justos con él, pero entonces, ¿hay que ser justos con los que han dejado de ser justos?

Me consuela saber que  no soy la única que se siente de este modo, como por ejemplo:

 – Un demócrata trasnochado

En cualquier caso creo que estoy desvariando, debe ser que simplemente sigo siendo esa niña, que contempla la televisión sin comprender lo que ocurre a su alrededor… Aún así, creo que voy a ir planteando la idea de hacer una tienda de parches, porque como sigamos aplicando la filosofía de “ojo por ojo”, acabaremos todos tuertos.

El PP apoyará la ‘ley Sinde’…

Pues nada, como digo en el título del post, parece que como siempre, el pueblo ha perdido la guerra ante la aprobación de una ley absurda, que a parte de ser absurda y favorecer a unos (que en su gran mayoría), ya son unos privilegiados, pisotea al resto de españoles…

En realidad el nombre del artículo completo, en el cual añado el enlace, es el siguiente:

El PP apoyará la ‘ley Sinde’ si el cierre de webs depende de un juez

Particularmente yo me enteraba de esta feliz unión a través de Twitter y con la siguiente noticia:

PP y PSOE pactan resucitar la Ley Sinde en el Senado

He querido pensar que todo esto es una pesada broma… he comprobado varias veces el calendario en la pantalla… Pero parece ser que no. Aún así me sigue pareciendo mentira que dos partidos que nunca se ponen de acuerdo (si quisiesen café y uno lo pidiese cortado, el otro lo pediría solo, sólo por llevar la contraria), decidan hacerlo con esto… Con algo que el resto no lo estamos…

No sé, particularmente llevo unos cuantos post sobre este tema, sobre como se pisotea los derechos de los internautas, de como nos discriminan a la hora de tomar decisiones… Llevo muchos post hablando de que descargar no es robar, de que esta ley no hay por donde sostenerla, hablando de la SGAE, de tonterías que dicen artistuchos que sólo buscan flotar en el pantano del olvido. Llevo muchos post sobre esto, y no yo sola, sino muchos otros blogueros, en Twitter, en Facebook, supongo que también en Tuenti, pero como yo no lo uso no sé… Llevamos mucho tiempo cabreándonos con esto, mostrando nuestra indignación, hoy en día es demasiado fácil saber lo que opina el pueblo, pero parece ser que como siempre…  eso les da igual.

Hoy no tengo ganas de pequeños discursos sobre lo injusto que me parece todo esto, creo que cualquiera con sentido común tendrá exactamente los mismos pensamientos que yo. Así que simplemente diré, que hoy es un día triste, un día en el que murió un poquito más esa palabra que sólo se utiliza cuando hay elecciones: “Democracia“.


Dame tus derechos Ley Sinde

Pero bueno, supongo que antes de dramatizar, nos tocará esperar a ver que pasa el día que voten la ley, pero yo particularmente, no soy nada optimista.

Sigue leyendo

El temido efecto fan

No puedo dejar de pensar en una sóla cosa… ¡madre mía que mal que está la peña!

Hoy mientras descansaba un poquito de estudiar, me puse a ojear el twitter y me encuentro con este vídeo. La verdad que hay una cosa que hay que admitirle a la pobre chiquilla y es que ha conseguido que me quede atontada viéndolo hasta el final…

Si soy sincera, nunca me acuerdo quien es ese tal Bieber, lo escucho nombrar y a los 5 min se me ha olvidado… Pero eso da igual, no me importa como canta, ni como baila y si ha dicho o dejado de decir algo del heavy metal… De este chiquillo sólo puedo decir: “bien por él, por conseguir lo que ha querido antes de cumplir la mayoría de edad y lo único que le deseo es que no se de a las drogas muy pronto como otros tantos artistas precoces”.

Dejando todo eso a un lado, el caso de esta niña no es ni por mucho menos, un caso independiente, pero si está bien como para usarlo de ejemplo. Siempre me ha sorprendido el “efecto fan“… Yo también he tenido 15 años, sé lo que es ver un músico y que este te guste, te llame la atención, y todo eso… ¿Pero de ahí a emprender una cruzada en internet por su honor? No sé, yo soy la madre, me entero que ha hecho esto y la llevo a un terapeuta…

(*) Una pequeña nota mental: a mitad del vídeo sólo podía pensar que eso es a lo que se tenían que referir en “Cómo conocí a vuestra madre” con lo de “ojos de loca“.

Pero para no desviarme del tema… Le han hecho un vídeo contestándole. Aunque el chico, tenga razón en lo que dice (según mi opinión), creo que no hay que olvidar con lo que estamos tratando, una niña (no muy lista, cabe destacar).

Pero a donde quería yo llegar… ¿Esto es sano? ¿Es normal? ¿A partir de qué momento te tienes que preocupar si ves a tu sobrina (por ejemplo) con estos síntomas?

Yo vivo mucho en mi mundo, y cuando salgo un ratito de él y veo estas cosas, sinceramente, me asusto. Creo que el ya nombrado “efecto fan”, debería considerarse enfermedad mental (si aún no lo es), porque la verdad, no creo que estas chicas (o chicos, que supongo que también los habrá), lleven una vida 100% sana. Particularmente, la que me ha inspirado este post, no creo que como se siga haciendo muy popular el vídeo, los demás, dejen que la lleve.

PD: A mí misma me digo, no hace falta que me lo digan ustedes, que sé que son sólo niñ@s y que cuando crezcan se les pasará… pero hasta entonces, me seguirán dando miedo.

Sigue leyendo

Última brigada de soldados de EE.UU. sale de Iraq

Pues poco más se puede decir…

Enlace a noticia:

Última brigada de soldados de EE.UU. sale de Iraq

@ Imagen: yellownalism

Enlace a Imagen original

A %d blogueros les gusta esto: